Así como en la práctica de cualquier otro ejercicio o deporte, si no se toman las medidas preventivas puedes llegar a lesionarte con la bicicleta de spinning.

Lo primero que debes hacer para evitar cualquier tipo de lesiones (tanto de rodilla, como de espalda, manos, etc) es un estiramiento o calentamiento previo, más aun si vas a darle un uso prolongado a tu bicicleta. Esto hará que los músculos no comiencen el ejercicio totalmente fríos y disminuirá el riesgo de lesiones.

estiramiento previo

Es probable que puedan aparecer dolores en el cuello durante su práctica. Esto se debe, por lo general, a una postura incorrecta sobre la bicicleta y a que te encuentras con el cuerpo muy cerca del manillar. Una solución a esto es ajustar el manillar a una distancia superior para evitar la postura tan encorvada.

Otro de los dolores que podrías llegar a padecer es en las manos. Como entumecimiento y hormigueo. Esto se debe a que a la hora de tomar el manillar de la bicicleta se hace con mucha fuerza. La solución a esto es bastante simple, afloja el agarre del manillar y no dejes caer todo el peso del cuerpo en las manos.

Ten en cuenta el llevar el calzado adecuado a la hora de practicar spinning. Intenta utilizar un calzado de una talla superior a la tuya. Así el pie tendrá movilidad y evitaras entumecimientos y dolores en él.

llevar el calzado adecuado

La posición optima de entrenamiento al practicar spinning es mantener la espalda recta lo más posible. De esta manera reducirás el riesgo de sufrir dolores de espalda y lumbares normalmente causados por una mala postura al montar la bicicleta.

¿Quieres dejar un comentario?

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy