Sin importar la estación del año o el clima, hay horas terribles para regar tu jardín, tus plantas y tus flores. Este es el caso de las horas cercanas al mediodía, ya que el agua no sólo se evapora hasta 8 veces más rápido, sino que también su reflejo del sol en las plantas de tu jardín puede quemarlas como si se tratara de una lupa.

Es por eso que el mejor momento del día para regar es muy temprano en la mañana o después en el atardecer. Esto te garantizará más eficacia gracias a que el agua no se evaporará a causa del sol y la presión de la misma será mejor aprovechada.

Recuerda que durante la primavera el riego debe ser inter diario, en verano debes regar todos los días, en otoño basta con regar dos veces por semana (o una si llueve) y en invierno cada veinte días o en caso de que el césped se vea muy seco.

Si quieres automatizar todo este trabajo, te he preparado una guía detallada con los mejores programadores de riego para jardín.

¿Quieres dejar un comentario?

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy