Muchos programadores, al igual que un restaurante con un amplio menú, traen prefijados o predefinidos más de 100 programas entre los cuales escoger de acuerdo a tu cultivo o el tipo de circuito.

Por ejemplo, los programadores de riego tienen programas básicos para césped, setos, macizos de flores, huertos, macetas y más. Estos te ahorran mucho tiempo ya que no debes programarlos de forma manual y puedes hacerlo fácil y rápido.

A continuación te defino los tipos de riego más comunes:

Aspersión

Es el riego donde el agua cae en forma de lluvia sobre las plantas, regándolas no sólo en la raíz sino completamente, lo cual puede convertirse en una desventaja en algunas plantas. Sin embargo funciona en cualquier tipo de terreno por muy poco uniforme que sea.

Exudación

Se caracteriza por que el agua pasa a través de un tubo poroso y se exuda a través de pequeños poros ofreciendo una humedad continua a lo largo de todo el tubo. En este caso la evaporación es mínima, siendo aún menor si el tubo se entierra bajo tierra.

Nebulización

Sobretodo para los invernaderos. Este sistema de riego produce una niebla cuendo pequeños chorros de agua a presión chocan contra una pared cóncava distribuyendola en forma de niebla sobre las plantaciones.

Goteo programado

El riego por goteo ahorra mucha agua. Este sistema riega gota a gota a través de unos tubos enterrados bajo la tierra y a muy baja presión, evitando la evaporación o dispersión. Ideal para invernaderos pequeños o plantas frutales y hortalizas.

¿Quieres dejar un comentario?

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy