¿Cuál es el uso adecuado de las fajas reductoras para aprovechar todos sus beneficios?

Las fajas reductoras se han convertido en la aliada de las mujeres que buscan opciones para mantener su figura.

Pero también de las personas que necesitan aliviar problemas de columna, recuperarse luego de una cirugía o durante el postparto.

Son un producto en apariencia sencilla, pero su uso esconde algunas cosas que hay que tener en cuenta.

uso adecuado de las fajas reductoras para la salud

Si quieres conseguir los resultados que esperas, debes utilizar las fajas reductoras de forma adecuada. De lo contrario no solo no obtendrás lo que quieres, sino que incluso podrías perjudicar tu salud.

Por esta razón quiero darte algunos consejos y recomendaciones para que las utilices de la mejor manera posible.

Compra tu talla para el uso adecuado de las fajas reductoras

Ten en cuenta que una faja nunca debe apretar en exceso. Si la vas a utilizar a diario, para hacer ejercicios o después del parto, debes comprar una talla menos que el pantalón para que así pueda ejercer una mayor presión.

tallas en fajas reductoras

Y si la vas a utilizar después de una cirugía, la debes comprar de la misma talla del pantalón.

Úsalo de manera constante

Debes utilizarla con frecuencia para que puedas ver resultados.

Cuida y prepara tu piel

La piel debe mantenerse limpia y bien hidratada. Recuerda que con ellas se suele perder mucho líquido y si te deshidratas puedes perder fuerzas, reflejos, aumentar tu frecuencia cardiaca, sufrir calambres, dolor de cabeza, entre otros.

vientre-sano

No uses ninguna faja mientras duermes

Nunca utilices las fajas reductoras para dormir, ya que tu sistema circulatorio se podría ver afectado.

Comprueba los materiales de fabricación

Asegúrate que esté fabricada en un material que no te genere reacciones alérgicas.

materiales-de-fabricación-de-una-faja-reductora

Mantén la higiene en la faja reductora

Es aconsejable lavar la faja todas las noches (si es de uso diario) o con frecuencia para así eliminar residuos del cuerpo. Lávala siempre a mano para evitar que se deformen o pierdan su firmeza.


Una vez que ya sabes usarla, te invito a descubrir las mejores fajas reductoras a la venta en esta comparativa. Seguro que encuentras el más adecuado a tus necesidades y presupuesto.

Tags:

¿Quieres dejar un comentario?

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy