En este post te voy a dar unos consejos para despertar temprano y a la primera alarma del despertador.

Yo los probé y la verdad es que me funcionaron, después seguí buscando más consejos para despertar con más energía. Te los comparto:

No cenes demasiado

Lo mejor es que elijas una cena ligera y con un espacio de al menos 2 horas antes de ir a la cama.

La explicación es simple, tu sistema digestivo trabaja menos cuando estás despierto que cuando duermes. Al no consumir esa energía en la digestión, se logra despertar más descansado.

Hidratación nocturna

No, no me refiero a una cerveza, hablo de agua, sólo agua. Nuestro cuerpo requiere recibir agua en la noche para la regeneración de células. Beber agua por la noche mejora el funcionamiento de nuestros órganos, ayuda a depurar toxinas para que al despertar aproveches solo la energía.

hidratarse de noche

Evita alimentos que producen insomnio

No solo la cafeína puede ocasionar problemas para conciliar el sueño, también el refresco, chocolates y los carbohidratos.

¡Desayuna!

En el ajetreo de las mañanas a veces dejamos para después el desayuno y ese es uno de los mayores errores que cometemos. No importa que sea muy ligero el desayuno, siempre y cuando sea saludable y nutritivo, eso te aportará mayor energía durante horas.

¡Haz ejercicio!

No es necesario que hagas rutinas muy largas de ejercicio, ni que sea a diario, comienza por sesiones de 30 minutos y aumenta 5 minutos cada día.

Al inicio puede costar trabajo, podrás pensar que si estás cansado el ejercicio lo va a empeorar, pero es todo lo contrario. El ejercicio hará que tu cuerpo y mente se active, después de hacer ejercicio tendrás aún más energía.

hacer ejercicio

Sigue un plan de horarios

Pasar noches en vela nunca es muy sano para tu salud, aunque después duermas para reponer esas horas.

Lo que sucede es que afecta a todo tu metabolismo y organismo al no tener una rutina fija de horarios. Es por eso que aunque recuperes las horas de sueño, despiertas aún más cansado, es tu cuerpo adaptándose a ese descontrol de horarios.

No duermas demasiado

Sonará extraño, pero es verdad, si duermes más horas de las que tu cuerpo necesita, siempre despertarás con más cansancio.

Lo mismo que si duermes menos horas de las que tu cuerpo requiere, así que un punto medio. Los médicos siempre recomiendan que sean 8 horas de sueño, ni más ni menos. Aunque hay personas que con 6 o 7 horas descansan aún mejor.

Una ducha fresca

Tomar una ducha por las mañanas es la mejor manera de despertar por completo, solo ten en cuenta una cosa; la temperatura. La temperatura del agua no debe ser muy caliente, pero claro está, tampoco debe ser en extremo fría.

una ducha fresca

Evita esos “5 minutos más”

Es muy tentador caer en ellos porque, al fin y al cabo, solo son 5 minutos, pero la realidad es que esas interrupciones de sueño ocasionan más cansancio.

Procura despertar desde la primera ocasión que suene tu despertador, después de hacerlo así durante 5 días, notarás más beneficios.

Coloca el despertador lejos de la cama

Esta es la mejor manera de lograr levantarte de la cama a la primera alarma, de lo contrario solo sacarás el brazo y volverás a dormir.

Una vez que estés fuera de la cama para apagar tu despertador, no vuelvas a ella, comienza tu día y en breves instantes notarás lo activo que está tu cuerpo.

bostezar al madrugar

Usar un despertador solar

Los despertadores solares simulan la luz del sol, como si estuviese amaneciendo. Tu cerebro recibe una señal muy potente de que ya es de día, y te va a despertar de forma natural.

Tags:

¿Quieres dejar un comentario?

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios Ver más
Aceptar
Privacy Policy